¿Qué es WordPress?

18 Septiembre 2015

¿Qué es WordPress?

En la primera entrada de mi blog quiero contar que es WordPress y las razones de por qué es el gestor de contenidos mas utilizado en el mundo. Mi idea es dar una explicación global que pueda servir a alguien que es nuevo en el mundo del desarrollo web. Como me ha quedado un poco extenso un tocho, he hecho una tabla de contenidos y todo:

En pocas palabras

WordPress es un sistema de gestión de contenidos, o CMS, pensado inicialmente para la creación de blogs pero que ha alcanzado una gran popularidad y actualmente se usa para crear todo tipo de páginas. Está desarrollado con PHP y utiliza MySQL como base de datos.

Permite de una forma fácil crear y administrar los contenidos de una página web y modificar su aspecto mediante temas y añadir funcionalidades  mediante plugins.

Su instalación es sencilla y tiene una curva de aprendizaje muy baja. Además, con WordPress puedes crear múltiples usuarios y asignarles roles para que tengan más o menos permisos para modificar la página.

Bueno, esto es WordPress explicado en poco más de 100 palabras. Ahora bien, si quieres conocerlo más a fondo, y tienes tiempo y moral suficientes, puedes seguir leyendo.

¿Qué es un gestor de contenidos?

He empezado diciendo que WordPress es un gestor de contenidos. Ahora vamos a ver qué es eso.

Páginas estáticas vs páginas dinámicas

Al principio de los tiempos las páginas web eran estáticas, es decir, eran una serie de archivos HTML (y mas tarde CSS y JavaScript) colgados en un servidor a los que se accedía mediante un navegador web. El navegador web leía el archivo HTML, lo interpretaba y lo mostraba al usuario.

Este es un ejemplo muy sencillo de página creada con HTML y CSS. Pincha en la pestaña HTML para ver el código y en Result para ver como lo interpretaría y mostraría el navegador.

See the Pen Ejemplo de página web by Rubén Villar Grela (@rubenvillarnet) on CodePen.

Lo bueno de las páginas estáticas es que si se tienen los conocimientos suficientes son fáciles de crear y no es necesario tener bases de datos ni un servidor web muy específico. Lo malo es que si queremos modificar la página tenemos que editar los archivos y volverlos a subir al servidor, y eso requiere unos conocimientos muy específicos, sobre todo si queremos que la página tenga cierta complejidad. Y si la página tiene una gran cantidad de contenidos el mantenimiento de tanto código y tantos archivos puede ser una pesadilla.

Imagínate que tienes un blog y cada vez que creas una entrada tienes que escribir el archivo HTML correspondiente a esa entra y subirlo al servidor. Pero además tienes que modificar la página principal del blog para incluir un enlace a esa entrada, y si tienes categorías añadirla también a la página de su categoría. Y claro, olvídate de que los visitantes puedan comentar…

Ordenador antiguo

 

Así se las gastaban en la old school.

Fuente

Las páginas dinámicas

En cambio, en una página web dinámica las paginas se generan al vuelo cuando realizamos una petición al servidor web. Cuando escribimos la dirección de una página dinámica el servidor recibe la peticiónmonta la página que envía al navegador, ejecutando el código con el aspecto visual y las funcionalidades el cual está escrito en un lenguaje como PHP o ASP (de los llamados del lado del servidor) y cogiendo el contenido (como texto y enlaces a contenido multimedia) de una base de datos.

Combinando código y datos, el servidor genera los archivos HTML, CSS y JavaScript, que son los que puede interpretar el navegador y se los envía.

Lo bueno de una página dinámica es que permite una mejor organización y administración del código y permite funcionalidades  que no permiten las páginas estáticas (creación de usuarios, pasarelas de pago, control de inventario)…

Lo malo es que requiere de un mayor conocimiento técnico para su creación y necesita una base de datos y un servidor capaz de ejecutar el lenguaje de programación en que esté escrito el código. Además, cada visualización de la página requiere que el servidor ejecute código, lo que implica un mayor consumo de recursos y la necesidad de un servidor más potente.

El gestor de contenidos al rescate

Si ya he dicho que gestionar una página estática es difícil, imagínate tener que pelearte además con bases de datos y lenguajes de programación. Pero para eso están los gestores de contenidos.

Un gestor de contenidos o CMS (Content Management System) es un software ya programado que nos permite crear y administrar los contenidos de una manera sencilla. Simplemente tenemos que asegurarnos que el servidor web sea compatible con el CMS concreto que elijamos, copiar los archivos a nuestro espacio web e indicarle los datos de la base de datos. A partir de ahí podremos gestionarlo todo a través de una interfaz web, y sin tener que tocar código (si todo va bien). En el caso de WordPress es bastante conocida su instalación en 5 minutos.

WordPress igual a

Qué necesitas para instalar WordPress

WordPress, como todo gestor de contenidos o CMS, necesita un servidor web compatible para ejecutarse. Para el servidor debe de soportar:

  • Para el código, PHP en versión 5.6 o superior.
  • Para la base de datos MySQL en versión 5.5 o superior.

A grandes rasgos, eso es todo. Los servidores web compatibles mas comunes, y que WordPress recomienda, son Apache y  Nginx. En la práctica, la gran mayoría de proveedores de alojamiento tienen planes compatibles con WordPress, pero en caso de duda lo mejor es preguntarles directamente. Muchos proveedores de alojamiento tienen incluso autoinstaladores para tener WordPress instalado con un solo clic.

En cuanto a las potencia del servidor (CPU, RAM, tamaño del disco duro), depende fundamente de varios factores:

  • El número visitas que tengamos. Cada página que el servidor sirve consume unos determinados recursos, por lo que muchas visitas simultáneas pueden saturar el servidor y saturarlo.
  • La cantidad de contenido que vayamos a tener. El texto y el código no ocupan demasiado, pero los contenidos multimedia pueden comerse todo nuestro espacio y ancho de banda si no optimizamos las imágenes y los videos correctamente.
  • Los plugins que tengamos instalados. Algunos plugins que ofrecen funcionalidades avanzadas como foros, copias de seguridad o comercio electrónico, consumen muchos recursos. Aunque ambos usen WordPress, no es lo mismo tener un simple blog que una tienda electrónica.

Como referencia, un blog WordPress recién instalado ocupa unos 20 megas y necesitaría entre 128 y 256 mb de RAM. Estos son requerimientos muy sencillos y que cualquier proveedor ofrece sobradamente en su plan más básico.

En general, y salvo que sepamos que vamos a tener un montón de visitas desde el principio o vamos a almacenar mucha información, lo mejor es comenzar con un plan básico, que si la página prospera ya habrá tiempo de ampliar.

crayones con el logo de WordPress

Principales características de WordPress

Estas son algunas de las características que hacen que WordPress sea único:

  • Es simple: WordPress tiene una interfaz sencilla y amigable, haciendo que cualquier usuario con unos conocimientos mínimos pueda manejarlo. El editor visual de textos permite que redactemos nuestros contenidos y les demos formato con total facilidad.
  • Está optimizado para buscadores: además de que su código esté optimizado para SEO, los creadores y responsables de WordPress pusieron especial cuidado en que el código estuviese estructurado y bien escrito, y eso es algo que le gusta  a los buscadores.
  • Es flexible: WordPress ha evolucionado mucho desde que fue concebido para blogs y ahora es posible crear casi cualquier tipo de página gracias a sus temas y sus plugins.
  • Permite el control editorial: podemos guardar borradores de nuestras publicaciones, programarlas e incluso protegerlas con contraseña. También podemos revisar y modificar el contenido cuando queramos.
  • Permite crear usuarios: podemos crear usuarios en función de nuestras necesidades, como administradores que controlen todo, editores que sólo trabajen con el contenido, colaboradores que pueden crear contenido pero no publicarlo sin que sea revisado, o simples suscriptores que sólo pueden comentar y ver su perfil.
  • Permite añadir contenido multimedia: es muy fácil añadir imágenes, crear galerías o insertar videos de Youtube con WordPress.
  • Tiene una gran comunidad: al ser de código libre cualquiera puede contribuir a mejorarlo. Además, existen multitud de comunidad, foros e incluso encuentros dedicados a WordPress.
  • Permite usar temas y plugins: los temas cambian el aspecto visual de la página y los plugins añaden funcionalidades, aunque son elementos tan fundamentales de WordPress que hablaré de ellos mas adelante.
  • Es gratis: que tampoco está mal en los tiempos que corren, ¿eh?.

WordPress en números

Globo terraqueo

%

de las webs de todo el mundo usan WordPress

analytics

Millones de veces que WordPress ha sido descargado

Chico

Millones de personas visitan blogs hechos con WordPress cada mes

Los temas en WordPress

Los temas son uno de los pilares de WordPress y permiten cambiar el aspecto de la página manteniendo el contenido. Cada tema tiene su propio aspecto y características y muchos de ellos incluyen opciones de personalización para que lo podamos dejar todavía mas a nuestro gusto.

Instalar un tema es tan sencillo como como subir el archivo del tema al servidor y activarlo. Existen temas gratuitos y de pago, siendo estos últimos por lo general más completos y detallados visualmente. Podemos descargar temas de las páginas de sus desarrolladores, pero lo más común es bajarlos de repositorios o tiendas.

Dónde conseguir temas

Las páginas más comunes para encontrar temas son:

  • Repositorio de WordPress: es la mayor fuente de temas gratuitos. Como WordPress se encarga de controlar que los temas de su repositorio cumplen sus estándares de calidad y seguridad, es el lugar más seguro. Visita el repositorio de temas de WordPress.
  • Themeforest: es la tienda más grande de temas comerciales, pudiendo encontrar temas a partir de 29$. Envato también controla la calidad de sus temas, y por lo general todos los temas están bien documentados y con soporte de sus creadores. Visita Themeforest.
  • Elegant Themes: Elegant Themes es una tienda particular ya que en vez de vender sus temas individualmente, ofrece acceso a todos ellos por un único pago, el cual tendremos que renovar si queremos seguir teniendo acceso a la descarga de las últimas versiones de los temas o a sus actualizaciones. Actualmente ofrece 87 temas por una suscripción de 69$. Visita Elegant Themes.

Abajo puedes ver dos capturas de pantalla de la misma página web pero a la que únicamente se le ha instalado un tema distinto, sin modificar nada más, ¿a que la cosa cambia?

Los plugins en WordPress

Los plugins son la otra gran característica de WordPress y nos permiten extender la funcionalidad de nuestra página. Existen miles de plugins, tanto gratuitos como de pago, y nos permiten cosas tan diversas como:

Muchos de estos plugins son gratuitos, otros son de pago y algunos ofrecen funcionalidades limitadas en su versión gratuita, pudiendo comprar la versión completa o ciertas extensiones.

Sudadera de WordPress

Si quieres ser un nerd con estilo, WordPress también tiene tienda de merchandising

Dónde encontrar plugins

Al igual que con los temas, podemos bajar plugins de páginas individuales pero lo más común es buscarlos en dos sitios:

Lo malo de WordPress

Obviamente no hay nada perfecto. WordPress tiene varias debilidades o carencias que debemos conocer para así decidir si es adecuado para nuestro proyecto y poder tenerlas en cuenta y mitigarlas si lo elegimos como nuestro gestor de contenidos:

  • Al ser el CMS más usado también es el que mas hackers eligen como objetivo de sus ataques. Es conveniente seguir ciertas medidas de seguridad básicas, como crear contraseñas suficientemente complejas o eliminar la cuenta de administrador predeterminada. Y a menudo también se deben instalar plugins que refuercen la seguridad de nuestro sitio.
  • Recién instalado, es demasiado simple. Al contrario que otros CMS que vienen con bastantes funciones de serie, en WordPress es casi obligatorio el uso de plugins para lograr lo que queremos.
  • Necesita mantenimiento, aunque esto es algo común a todos los gestores de contenido. El precio que tenemos que pagar por tener lo que no tendríamos con un sitio estático es tener que estar atento a cosas como las actualizaciones, la moderación de usuarios y comentarios o las copias de seguridad.
  • Puede llegar a volverse complejo. Uno de los grandes argumentos a favor de WordPress es su sencillez de uso, lo cual es completamente cierto. Pero si somos los administradores de nuestra propia página, a medida que queramos personalizar el aspecto o las características al final nos tocará pegarnos con el código CSS (o incluso con algún archivo php) y tener que elegir y aprender a usar plugins y temas que en algunos casos tienen bastante miga.

En conclusión

Resumiendo en corto: WordPress Mola. Se ha ganado a pulso el ser el CMS mas usado, por sus muchas virtudes. Y sus fallos, aunque existen son solventables dedicándole algo de tiempo y aprendizaje.

Dicho esto, con WordPress es fácil crear una página web, pero no es tan fácil crear un buena página web.

Primero porque según queramos hacer cambios concretos tendremos que modificar el código o recurrir a plugins. En muchas ocasiones vemos un tema que en la demo nos parece perfecto, pero al comprarlo y subirlo a nuestro sitio nos damos cuenta que recién activado y sin contenido no es tan bonito, sino que las imágenes, los textos y la maquetación hacen mucho.

Y segundo porque para crear un sitio web de calidad hay mucho otros factores aparte de WordPress, como por ejemplo:

  • Que los textos que usemos sean claros y adecuados a los objetivos que queremos lograr con la página.
  • Que las imágenes sean de calidad y estén correctamente optimizadas.
  • Que la estructura de la página esté bien definida.
  • Que usemos un buen diseño y unos colores adecuados.
  • Que tengamos en cuenta el famoso SEO (o posicionamiento).
  • Que guardemos analíticas de las visitas a nuestra web, normalmente mediante Google Analytics.

Y con eso creo que ya he contado todo lo que quería contar sobre WordPress. Como ves, no he explicado nada práctico pero espero que si has sido tan valiente como para llegar hasta al final del artículo, tengas una visión global de WordPress, de qué hace, cómo funciona y cuáles son sus puntos fuertes y débiles.

Si te has quedado con alguna duda, para eso están los comentarios. Pregunta e intentaré ayudarte.

¡Nos vemos!